Saltar al contenido

¿Qué es el sangrado libre? Reivindicación femenina, beneficios e inconvenientes

Foto mujer desnuda

El sangrado libre o el Free Bleeding, es un método practicado para obtener una menstruación y sin la necesidad de poner ningún tipo de compresas, tampones, copas menstruales, o cualquier otro producto que esté fabricado para la retención de la sangre en el periodo menstrual.

Este es un método seguro y fiable, el cual aporta ciertos beneficios una vez que aprendes a controlar tu cuerpo.

Es que se trata de escuchar y conectar mente y cuerpo, además de conocer cada etapa del periodo menstrual, para lograr un suelo pélvico fuerte.

De esta forma, se controla el flujo del sangrado, reteniéndolo para expulsarlo de forma libre (sangrado libre o Free Bleeding).

Este método no es un evento nuevo creado por jóvenes que se niegan a seguir un patrón establecido o para afectar a empresas fabricadoras de productos para la retención del flujo o sangrado.

Todas ellas tienen un aspecto en común, y es que simplemente no quieren sentirse incómodas con productos que muchas veces podrían causar daños a la salud.

El sangrado libre es un movimiento reivindicativo con el género femenino, ya que se enfoca en normalizar la menstruación y eliminar ciertos esquemas para reprimir u ocultar el flujo menstrual.

Además, puede ser muy beneficioso para la salud de aquellas que lo practican, porque se conoce que muchos de estos productos utilizados para la retención menstrual son tóxicos para las personas y contaminantes a su vez para el planeta.

Por lo cual, el uso frecuente de estos productos, podría ocasionar graves consecuencias para la salud, y, por si fuera poco, aportan un alto impacto de contaminación al medio ambiente.

Por lo tanto, con la práctica del sangrado libre o el movimiento Free Bleeding, podemos obtener muchos beneficios que tal vez no conocías.

Historia del movimiento sangrado libre o Free Bleeding

Manifestación mujeres

El movimiento Free Bleeding o sangrado libre comenzó en la década de los 70, y fue creado como forma de protesta en rechazo a la utilización de productos para retener el flujo menstrual.

Por ejemplo, se descubrió que el uso de los tampones para ese entonces, ocasionaba en algunos casos el síndrome de Shock Tóxico, una infección leve o mortal provocada por estos productos.

Luego, cuando parecía que el movimiento de sangrado libre había desaparecido, en el año 2015 sucede un hecho que impactó a todos.

Nos referimos a la maratoniana Kiran Gandhi, la cual dejó fluir libremente el sangrado menstrual, ya que no podía parar de correr en una competencia de más de 40 km para cambiarse de ropa o ponerse un producto sanitario.

También, lo hizo como forma de mostrar al mundo lo natural del sangrado y así concientizar a la sociedad de que es un hecho natural del organismo, y que existen muchas mujeres que no pueden costear los altos precios de los productos de retención del sangrado menstrual.

Fue ahí nuevamente, cuando se generó una controversia sobre la práctica del sangrado libre y los inconvenientes que esto podría traer a la sociedad.

Actualmente, existen muy pocas reseñas de este método (el sangrado libre) y muy pocas mujeres lo practican e incluso se podría decir que la sociedad aún tiene muchos tabús con este tema en particular.

Pero, detrás de esta práctica Free Bleeding, se obtienen muchos beneficios para la salud y se contribuye con el cuidado del medio ambiente.

La mejor forma de hacer el sangrado libre. Pasos a seguir

Un método muy efectivo para el sangrado libre, se obtiene a través de la práctica y el ejercicio constante, seguido por algunos pasos adicionales.

Para empezar a realizar el sangrado libre, debes estar en un lugar cómodo (en casa si lo prefieres) y poner bragas menstruales para las primeras prácticas.

Recuerda que, es un método que requiere de mucha concentración, tranquilidad y paciencia, para lograr escuchar e identificar las señales del cuerpo cuando expulsa la sangre.

Por ello, es esencial practicar ejercicios de meditación y relajación, los cuales ayudan a la concentración y también a identificar las señales del suelo pélvico.

Una vez identificados todos los puntos del sangrado, se empiezan a ejercitar los músculos de la pelvis con contracciones y expulsiones, para así lograr el sangrado libre.

Este tipo de ejercicios se desarrollan por medio de ejercicios como:

  • Kegel
  • Suelo pélvico
  • Ejercicios hipopresivos
  • Bolas chinas

Con los métodos del sangrado libre, algunas mujeres podrían lograr retener el sangrado de 2 a 3 horas, pero esto se obtiene con la práctica constante, el conocimiento interno del cuerpo y la fortaleza del suelo pélvico.

Beneficios de realizar el sangrado libre

Los beneficios del sangrado libre para el cuerpo, la salud y para el ambiente son muchos y aquí te los indicamos:

  • Podrás observar cambios en tu sangre en cada ciclo: olor, textura y temperatura.
  • Fortalecerás el suelo pélvico.
  • Controlarás la frecuencia de expulsión del sangrado menstrual.
  • Menor intensidad de dolor menstrual, incomodidad y cólicos menstruales.
  • Disminuirás la compra de productos sanitarios como compresas o toallas, tampones y otros artículos durante todos los meses.
  • Reducirás el riesgo de contraer enfermedades de infección bacteriana, causada por el uso constante de tampones y compresas.

Fortalecimiento del suelo pélvico

El fortalecimiento del suelo pélvico se puede ver disminuido por ciertas afecciones ligadas al embarazo, parto, la menopausia y cirugías. Pero, esto se puede mejorar con ciertos ejercicios guiados, específicamente para la zona del vientre.

En este caso, la práctica del sangrado libre, es uno de los métodos más puntuales para el fortalecimiento del suelo pélvico.

Existen varias técnicas para lograr el fortalecimiento del musculo pélvico y entre estas destacan: ejercicios de gimnasia abdominal, ejercicios hipopresivos, electro-estimulación, masoterapia y ejercicios de kegel.

Inconvenientes por practicar el sangrado libre

La práctica es muy importante en este caso y si no eres experta en el tema del sangrado libre, debes tener cuidado ya que se podrían ocasionar algunos accidentes (como derrames y manchas en la ropa).

Por ejemplo, si se contraen los músculos del suelo pélvico por mucho tiempo y no tienes suficiente práctica, esto podría causar hipertonía.

Adicionalmente, si eres una mujer con problemas en el suelo pélvico, no es recomendable realizar este método.

Por otro lado, antes de la práctica de algunos de estos ejercicios relacionados con el sangrado libre, es recomendable consultar con un especialista.

¿Por qué practicar el sangrado libre y no otros métodos?

El sangrado libre o Free Bleeding, es una propuesta a la reivindicación femenina con la menstruación y es la mejor forma de aceptar el significado que representa el ciclo menstrual.

Este método en particular ayuda a las mujeres a conocerse más a fondo, enfocarse en su cuerpo y controlar las acciones del organismo de una forma positiva, dando así muchos beneficios a la salud.

Un ejemplo bastante efectivo y ecológico, es el método de la copa menstrual, ya que no es de material tóxico y puede reutilizarse muchos años.

Sin embargo, este método suele causar molestias e incomodidades en el vientre, siendo un producto de retención de flujo menstrual no muy agradable para muchas mujeres. Por otra parte, también están los métodos más utilizados y antiguos, como las compresas o toallas.

Pero, cuántas veces algunas mujeres no han pasado por un momento incómodo debido a un manchado, debido a un desajuste en la ubicación de la compresa o un mal movimiento.

O también, a muchas se les dificulta cambiar el tampón, por lo que es un poco tedioso y complicado pasar por eso cada mes.

Es por ello que, a través del sangrado libre, puedes controlar la expulsión del sangrado y el tiempo de permanencia en la zona pélvica.

¿Dónde puedo practicar el sangrado libre?

Si eres nueva en este método y quieres experimentar las ventajas del sangrado libre, escuchando y enfocándote en todas las señales que trasmite tu cuerpo, te recomendamos iniciar las prácticas en tu casa en un lugar cómodo y tranquilo.

Una vez que seas una experta en este método (deberás tener por lo menos 1 años de práctica y control interno-externo), podrás practicarlo en la oficina, parques, playas, o en cualquier lugar donde te sientas cómoda y segura.

Recuerda que todo dependerá de la práctica, concentración mental y del fortalecimiento del suelo pélvico en el que se encuentre tu cuerpo.

El sangrado libre y la ecología

El género femenino está descubriendo una forma de reivindicarse con la ecología, y una de las formas es a través del método del sangrado libre.

Pero, esto es una decisión muy personal de cada una de las mujeres que lo practican, porque va en contra de la opinión creada por la sociedad, en donde se dice que la menstruación es sinónimo de suciedad, y por ello hay que reprimirla con el uso de productos no biodegradables.

Recordemos que estos productos son fabricados con materiales tóxicos que dañan la salud y, por otro lado, perjudican y contribuyen a la contaminación ambiental con los desechos de productos menstruales.

¿Es compatible la braga menstrual y el sangrado libre?

Uno de los productos aliados para la práctica inicial del sangrado libre, es la braga menstrual, ya que es un producto externo muy cómodo de utilizar, reutilizable y no es tóxico.

Muchas mujeres recomiendan el uso de las bragas menstruales si deseas practicar el sangrado libre y aún no eres experta. Esto garantizará más seguridad para practicar este método.

Mejores opiniones

Para culminar este tema del sangrado libre o Free Bleeding, citaremos algunas opiniones del género femenino involucradas en este tipo de movimiento.

Esto con la finalidad de reforzar y plasmar todas las experiencias aportadas por el sangrado libre o movimiento Free Bleeding.

  • En el año 2015, la maratoniana Kiran Gabdhi expreso: “debemos reivindicar las cosas maravillosas que hace nuestro cuerpo y luchar contra la vergüenza generalizada a la que nos someten por nuestro ciclo menstrual”.
  • La poetisa e ilustradora Rupi Kaur en el 2015 fue objeto de críticas, luego de poner una foto en redes sociales donde estaba acostada con una mancha de sangre. Después puntualizó estas palabras: “a nadie parece importarle que se presente a la mujer como objeto sexualizado, pero su menstruación es tabú”.
  • Lola Hernández, psicóloga y creadora de la caravana roja, afirmó: “la práctica del sangrado libre puede ser una oportunidad para empezar a tomar conciencia de ello. Esto se logra practicando con ejercicios de meditación y relajación de útero para entrar en contacto consigo misma y que disfruten del proceso sin auto-exigencia”.

Por el contrario, es un movimiento con años de trayectoria en el ámbito femenino, donde han estado involucradas muchas mujeres especialistas en el ciclo menstrual, psicólogas, sexólogas, artistas, deportistas, profesionales y jóvenes.